Entramos ya en 2022 y desde Fredo Metacrilato hacemos un repaso de las aplicaciones más llamativas del metacrilato durante estos dos últimos años de pandemia. Y es que, en este corto periodo de tiempo, su aplicación ha pasado de ser un recurso más, a convertirse en una de las principales medidas de protección a nivel mundial.

En una época en la que cada vez pasamos más de los plásticos por todos los perjuicios que suponen para el medioambiente, el metacrilato se convierte en nuestro plástico predilecto. ¿El motivo? Se trata del único capaz de regenerarse sin causar residuos tóxicos perjudiciales para nuestro planeta.

Quizá por ello, acabe convirtiéndose en el material del futuro.

Sea como sea, queremos aprovechar para agradeceros a nuestros clientes la confianza que habéis depositado en nosotros y en nuestros productos. Porque, más allá del metacrilato, estáis vosotros. Gracias.

El metacrilato durante la pandemia

El coronavirus desató una demanda masiva de metacrilato como respuesta a las necesidades de protección por parte del sector sanitario y todo tipo de comercios. Todo el mundo quería garantizar la seguridad en sus locales y centros, y para ello se fabricaron elementos que resultaran eficientes, a la par que atractivos.

El metacrilato se convirtió en nuestro escudo frente a esta guerra que aun seguimos batallando, formando parte de numerosos equipos de diagnóstico y siendo la principal barrera contra el contagio.

Mamparas de metacrilato en numerosos centros y establecimientos, viseras protectoras, tubos intravenosos, válvulas cardíacas, incubadoras e incluso cajas de metacrilato con agujeros para introducir las manos y trabajar sobre el paciente, reduciendo las posibilidades de transmisión.

Este especial material se acabó posicionando como el más apreciado de la pandemia, hasta el punto de traer problemas de stock en numerosos países.

Hoy por hoy, la cosa está más estabilizada. Seguimos luchando contra el enemigo invisible, pero estamos más preparados que nunca, gracias a los equipos que el metacrilato, y otros materiales de gran relevancia, nos proporcionan día tras día.

¿Será el metacrilato el material del futuro? Nosotros estamos convencidos de ello. Por eso, este 2022 seguiremos trabajando con más fuerza que nunca en el desarrollo de su porvenir. ¡Feliz año nuevo!

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?